Cinco estrategias para lograr que una web de correduría de seguros online sea más sostenible

¿Cómo lograr que la web de una correduría de seguros online sea más sostenible? Las claves para reducir la huella de carbono de la actividad digital.

¿Cómo crear una web sostenible?

El crecimiento del consumo digital está impulsando nuevas inversiones en infraestructuras y centros de datos que demandan una gran cantidad de energía. Esos miles de servidores que almacenan e intercambian la información digital ya consumen casi el 7 % de la electricidad mundial, según el último informe de Greenpeace, de manera que es imprescindible tomar medidas para evitar que su huella energética siga aumentando y contamine aún más. Las grandes plataformas tecnológicas se han comprometido con el uso de fuentes de energía 100 % renovables y las corredurías de seguros online también deben comenzar a crear webs sostenibles que demuestren su compromiso con el medio ambiente.

1. Elegir un hosting sostenible

La elección del alojamiento es clave para reducir la huella de carbono de un portal web. Por esa razón, el primer paso para las corredurías de seguros online consiste en elegir un hosting que se alimente con energías renovables.

Asegurarse de que el alojamiento cuente con servidores de última generación también contribuirá a disminuir el consumo, así como comprobar que dispone de las versiones más recientes de los lenguajes y programas utilizados, como PHP y MySQL, pues ello supone una ulterior optimización del rendimiento y un menor consumo de energía.

2. Optimizar las imágenes y vídeos de la web

En la última década, el peso medio de una página web ha aumentado un 334 % en pantallas de escritorio y un 1.187 % en dispositivos móviles hasta llegar a los 2MB actuales, según httparchive.org. Dado que casi la mitad de la carga de una página se debe a las imágenes y el resto a recursos multimedia, código, CSS o scripts, para crear una web sostenible es imprescindible reducir el uso de imágenes y aplicar herramientas de redimensión y compresión que aligeren su peso.

Los vídeos también contaminan: diez minutos de visualización equivalen a emitir aproximadamente 1 gramo de dióxido de carbono. Aunque son un medio sencillo y eficaz para conectar con la audiencia, las corredurías de seguros online deberían usarlos solo cuando realmente aportan valor. En ese caso, es fundamental optimizar el vídeo a nivel de resolución y códec en el momento de la edición y desactivar la opción de auto-play pues no solo consume más energía, sino que también es molesta para algunos usuarios. Aplicar la carga diferida es otra estrategia para evitar que las imágenes y vídeos se carguen si no se llegan a visualizar.

3. Reducir las variaciones de fuentes

A menos que la correduría de seguros tenga una fuente personalizada por motivos de branding, si quiere lograr una web sostenible es mejor usar fuentes del sistema que ya se encuentran en los dispositivos de los usuarios. Otra alternativa consiste en cargar únicamente un pack de fuente y elegir el formato WOFF2 puesto que es más moderno, ligero y con soporte en la mayoría de los navegadores web.

En cualquier caso, es importante reducir las variaciones de fuentes, lo cual no solo hará que la web de la correduría de seguros online sea más sostenible, sino que aportará coherencia visual al diseño. Hay que desactivar todas las variaciones de tipografía innecesarias pues cuantas menos fuentes se utilicen, menos datos habrá que cargar en cada página.

4. Optimizar el código

Optimizar el código mejora la sostenibilidad web y aporta ventajas a nivel de posicionamiento en los principales buscadores. Por ese motivo, es importante minimizar el contenido en CSS y JS, combinar archivos para no enviar demasiadas solicitudes HTTP e integrar tecnologías que permitan hacer una caché del contenido en el dispositivo de los visitantes, de forma que no necesiten cargar la web cada vez que accedan a ella.

También conviene usar solo aquellos plugin que sean realmente imprescindibles pues cada extensión adicional hará que sea necesario cargar más datos en la llamada a la página. Un código más sencillo y limpio acelerará la carga de la página, lo cual mejorará la experiencia de usuario y disminuirá la tasa de rebote.

5. Mejorar la accesibilidad

Para crear una web sostenible es imprescindible tener en cuenta su diseño y la jerarquía del contenido. Una estructura limpia y accesible generará una mejor experiencia de usuario y facilitará la optimización desde el punto de vista SEO.

Si los usuarios se orientan rápidamente en la web y llegan a la información que necesitan en pocos clics, se evitan cargas de páginas innecesarias. Como resultado, mejorará su experiencia de uso y emitirán menos CO2 en el proceso. Para ello, el contenido debe ser fácil de escanear en un vistazo y accesible en pocos clics.

Concluyendo, en un mundo donde los consumidores son cada vez más exigentes y responsables, la importancia de la sostenibilidad en las empresas cobra protagonismo. Obviamente, crear una web sostenible para la correduría de seguros online demanda tiempo y esfuerzo, pero es una inversión que vale la pena porque también mejora el posicionamiento orgánico en los motores de búsqueda y la experiencia de usuario, lo cual contribuirá a ampliar la cartera de clientes.